El acoso escolar (bullying), que crece en silencio en establecimientos educativos, ha levantado las alertas en la capital ecuatoriana, donde este jueves se lanzó una campaña contra ese mal y en busca de una convivencia en paz en medio de la diversidad.
Copiar enlace