Polanski cumplió 42 días en prisión dentro de un acuerdo de culpabilidad de 90 días en 1977, pero huyó de Estados Unidos en 1978 tras creer que el juez le podía condenar a hasta 50 años de cárcel.
Copiar enlace