Fui a ver a Adelita ese día de 1973 en el que cumplía dieciocho años.
Copiar enlace
En el libro Ecuador Made in China, el todavía perseguido periodista Fernando Villavicencio publica una investigación acerca de la relación entre los gobiernos de Ecuador y China durante tiempos de la Revolución Ciudadana.
Copiar enlace
“Fui hacia la Revolución Ciudadana como quien va hacia un manantial de agua fresca y dejé la Revolución Ciudadana como quien se arrastra fuera de las aguas emponzoñadas de un río, cubiertas por los restos y desechos de ciudades inundadas y por cadáveres de ahogados”.
Copiar enlace
El empleo sensato de las palabras es central para una convivencia social armoniosa y para acordar colectivamente qué es darle al país un sentido y un destino.
Copiar enlace
La imagen de las manos limpias con la que Rafael Correa retrató a la Revolución Ciudadana hasta el final, quedó muy golpeada la semana pasada con las acciones desplegadas por la Fiscalía.
Copiar enlace
Él hacía todo por todos. Nadie más era necesario. Para diseñar un camino, construir una represa, elevar monumentales edificios, ahí estaba él, para eso y para mucho más. Si había que enfrentarse a un enemigo, de los muchos que acechaban para acabar con su revolución, él ocupaba por entero la primera fila.
Copiar enlace
Correa se va en 48 horas, pero no se quiere ir. Las nostalgias del poder lo abruman y quiere seguir mandando hasta el último minuto.
Copiar enlace
En su retirada del poder, el correísmo deja una estela con malas herencias a la sociedad ecuatoriana. Se trata de una suerte de reafirmación final, en los últimos días, de personajes, principios y valores que muestran el lado decadente de la revolución ciudadana.
Copiar enlace
Para muchos gobernantes el poder resulta cada vez más difícil de sostenerse en las fórmulas tradicionales.
Copiar enlace

Páginas