13 de abril del 2016, el reloj marcaba las 18:58... de repente un movimiento trepitatorio, luego oscilatorio, luego un silencio, se apagaron las luces... el movimiento seguía, el pánico se apoderó de la gente, los gritos y el sonido de objetos y casas que caían se eternizaron en 58 segundos de angustia.
Copiar enlace

Páginas