La reforma hipotecaria que entró en vigor el 15 de mayo establecía un lapso de un mes para que los afectados presenten su oposición a las ejecuciones abiertas, ahora se dispondrá de diez días.
Copiar enlace