El hijo mayor de Michael Jackson declaró ayer que su padre estaba emocionado de volver a los escenarios antes de su muerte, pero que no estaba contento con la presión que implicaba su frustrada serie de conciertos.
Copiar enlace