El alcalde Pedro Quito Orellana fue acusado de una presunta contratación irregular y peculado menor. La investigación y sentencia se extiende también a José Jaramillo, contratista del Municipio, y Pablo Ochoa, procurador síndico del Cabildo.
Copiar enlace