La Arquidiócesis de Buenos Aires, de la que Mario Bergoglio fue pastor hasta su elección como sumo pontífice, realiza una semana de oración por el papa Francisco y la Iglesia católica.
Copiar enlace