Aquejado por una fuerte ciática y unos problemas degenerativos en la cadera, Richard Wayne Penniman -su nombre real- ha visto cómo su salud le ha obligado a reducir paulatinamente el número de conciertos que es capaz de ofrecer.
Copiar enlace