Hace aproximadamente un mes y medio, a los 98 años, murió el profesor brasileño Antonio Cândido (1918-2017), uno de los pensadores literarios latinoamericanos más singulares del siglo XX.
Copiar enlace
Ahora que estamos alrededor de las fechas de graduación de las universidades, ese periodo de nuevas excusas para celebrar, en las que se “supera una etapa de la vida”, y otras frases hechas, pienso en Bartleby, el escribiente.
Copiar enlace
No fui de los que aplaudieron que un cantautor se hiciera con el Premio Nobel de Literatura el año pasado.
Copiar enlace
El novelista Isaac Rosa publicó el 9 de junio, en el suplemento cultural Babelia del diario El País, de Madrid, el artículo “Se busca heterodoxo”, dedicado al escritor Juan Goytisolo, recientemente fallecido en Marrakech.
Copiar enlace
El 4 de enero de 2017 EL UNIVERSO publicó mi XIV entrega, en la que me referí a las publicaciones sobre temas históricos a las que había tenido acceso, desde el 9 de noviembre de 2016, en mi afán de estimular que se documenten y se publiquen obras que se refieran, especialmente, a acontecimientos importantes del devenir social, porque hay mucho que ha ocurrido en nuestra ciudad, país o el mundo que nos interesa y, a veces, expresamos nuestros criterios sobre ellos, sin tener completos los elementos de análisis y las explicaciones, para entender cabalmente lo ocurrido.
Copiar enlace
“Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo”.
Copiar enlace
Marcado por las recordaciones de la revolución rusa de 1917, que tanto incidió para bien y para mal en el siglo XX, el presente año nos permitirá conocer variados puntos de vista sobre los efectos de aquel acontecimiento repleto de tragedia, como la de Alekséi Feodósievich Vangengheim, un científico cuya especialidad eran las nubes: en 1929 fue el primer director del Servicio Hidrometeorológico de la Unión Soviética y en 1930 creó la Oficina del Tiempo, en la que elaboró un catastro de los vientos, pues era imperativo que el proletariado revolucionario dominara las fuerzas de la naturaleza: “también en el cielo se edificaba el socialismo”.
Copiar enlace
Hay obras literarias que valen la pena leerlas y releerlas. Hace poco, George Orwells guiñó su ojo y me escabullí en La rebelión de la granja.
Copiar enlace

Páginas