Venezuela pondrá fin “en el corto plazo” a su actual modelo de compraventa de divisas que registra tres tasas de cambio diferentes e implantará uno basado en “un sistema de bandas”.
Copiar enlace