En su sorpresivo anuncio, Pyongyang se ofreció este jueves a volver a la mesa de negociación para tratar de desbloquear proyectos conjuntos como el del complejo industrial de Kaesong o el del recinto turístico del Monte Kumgang.
Copiar enlace