Las lluvias torrenciales registradas en una zona a 80 kilómetros de la capital, Kigali, destruyeron varias viviendas dejando atrapadas a muchas familias, explicó la ministra de Gestión de Desastres y Asuntos de Refugiados, Seraphine Mukantabana.
Copiar enlace