Jorge Bustillos, técnico del Instituto Geofísico (IG) de turno en el observatorio de Guadalupe, dice que en general la actividad del volcán Tungurahua se mantiene en un nivel moderado, y argumenta que el taponamiento que se sugiere existe al interior de la montaña “posiblemente es lo que está generando descenso de emisión de gas, de dióxido de azufre”.
Copiar enlace