Cuentan que un policía de Nueva York detuvo un Mercedes Benz que rodaba a excesiva velocidad, se acercó al conductor, le pidió su licencia.
Copiar enlace