Mi ilustre vecino de columna monseñor Mario Ruiz Navas no ha vacilado en retar a un peligroso toro que tiene dos filosas astas: una, el viejo prejuicio condenatorio y, otra, el moderno prejuicio, porque lo es, de la corrección política.
Copiar enlace
Pensé que el momento para hablar sobre este tema había pasado, pero luego me di cuenta de que el próximo año llegará otro 28 de junio y con él, otra celebración del orgullo de la comunidad LGBT (lesbianas, gays, bisexuales, transexuales).
Copiar enlace
Es irresponsabilidad negarse a abrir los ojos y mirar una realidad que pretende arrollar la humanidad en nuestro siglo: la realidad de los gais y lesbianas.
Copiar enlace

Páginas