30 años de la muerte de Alejandro Labaka e Inés Arango
Copiar enlace
Del Guayaquil posmoderno que viví, de ese entorno lento, de profundas divisiones sociales pero donde se convivía en paz, trabajaba al 70%, pero se ganaba al 500%, donde las cosas en general eran fáciles y sobreabundaban, donde se tomaba con calma todo y se hacía siesta, donde el verbo respetar todavía se conjugaba y cada quien guardaba su puesto.
Copiar enlace
Dos testimonios de personas vinculadas con el quehacer educativo me acercaron esta semana a realidades preocupantes.
Copiar enlace

Páginas