Un investigador dijo que fueron identificados y ubicados unos 30 sospechosos, de los cuales 10 ya habían muerto. Los 20 hombres y mujeres restantes viven en Alemania, pero se negó a entrar en detalles.
Copiar enlace