El lunes, un tribunal federal estadounidense acusó a cinco miembros del ejército chino de haber pirateado ordenadores de Estados Unidos para beneficiar a las empresas públicas chinas.
Copiar enlace