La elegancia, el estilo y sobre todo la extrema delgadez de la emperatriz Elisabeth de Austria, conocida como Sisi, siguen siendo un atractivo turístico en Viena, donde el museo que recorre su vida expone ahora varios objetos personales, entre ellos un vestido, que nunca habían salido a la luz.
Copiar enlace