El Tribunal Superior de Londres dictó hoy una orden que impide durante una semana a las autoridades británicas "inspeccionar, copiar o compartir" la información incautada en Heathrow al brasileño David Miranda, pero que les permite examinarla para "proteger la seguridad nacional".
Copiar enlace