El país, convertido así en la primera antigua república soviética en liderar el Consejo de la UE, se ha puesto como una de las prioridades de su presidencia rotativa el acercamiento a otras antiguas repúblicas de la Unión Soviética.
Copiar enlace