A raíz del reciente feriado de noviembre, donde los balnearios recibieron a miles de turistas como es el comportamiento social durante esos días, las malas costumbres y la falta de un verdadero y estricto control sanitario volvieron a notarse en el cuidado y control de las playas.
Copiar enlace

Páginas