Cuando se fue Diego Maradona del FC Barcelona, aquello pareció el fin del mundo, pero nadie es imprescindible, ni siquiera Maradona.
Copiar enlace
Su inseguridad le impele a necesitar ser el mejor. Cristiano sufre si no se lo reconoce, y en ese escenario toda adulación le puede resultar poca.
Copiar enlace
Es recurrente que el técnico de Ecuador no acierte en los cambios o que se demore una eternidad en realizarlos.
Copiar enlace
Con Sergio Busquets formó una pareja histórica en el combinado español. Dos jugadorazos capaces de ajustar todo su conocimiento al servicio de la selección que deslumbró al mundo.
Copiar enlace

Páginas