Debemos pedirle a los padres un voto de confianza a los técnicos, al igual que confían en otros profesionales para educar de sus hijos. Que no se entrometan, ni se hagan padres-entrenadores.
Copiar enlace
Madres con espíritu deportivo
Copiar enlace

Páginas