La congresista colombiana Clara Rojas renunció este lunes a la Comisión de Paz de la Cámara de Representantes como consecuencia de un escrito de la semana pasada de las FARC que la consideró no víctima del conflicto armado pese a haber estado secuestrada durante seis años por esa guerrilla.
Copiar enlace