La Iglesia ortodoxa rumana estuvo implicada en las últimas semanas en dos escándalos sexuales, de los cuales el más reciente provocó la dimisión de uno de sus altos cargos, acusado de mantener relaciones con un alumno, informaron este sábado los medios locales.
Copiar enlace

Páginas