Autoridades portuarias en Arica, donde Bolivia embarca la mayor cantidad de carga al exterior, retrasaron el paso a la comitiva boliviana, pero a mitad de la tarde el canciller ingresó a las instalaciones luego de aguardar unas seis horas.
Copiar enlace