El episodio se relata en un audio y video que circula en las redes sociales. Allí, Antonio Noboa, expresidente de Barcelona, narra cómo fue víctima de una sustancia, que aparentemente sería escopolamina, cuando una mujer le mostró una revista mientras estaba sentado en una cafetería de un centro comercial.
Copiar enlace

Páginas