Terry Selwood, de 73 años, quedó amoratado y con el brazo derecho sangrando por un golpe que le dio el sábado el tiburón de 2,7 metros (9 pies) con una de sus aletas pectorales.
Copiar enlace

Páginas