Se prohibiría regar jardines al punto que el exceso de agua corre a la acera o la calle. También se prohibiría lavar aceras, entradas de coches y otras superficies duras, así como el lavado de vehículos con manguera sin aspersor.
Copiar enlace

Páginas