Participación científica

Jueves, 14 de Septiembre, 2017 - 00h00
14 Sep 2017

Señores lectores y población culta del Ecuador, como investigador científico que soy me da pena pensar que en nuestro país hace falta pensadores o que no nos dan la oportunidad de mostrar y enseñar los grandes problemas que tenemos, para enfrentar el desarrollo hoy y a futuro. Estos grandes problemas son económicos, de justicia, de política, educación, ambiente, gobernabilidad, corrupción, etcétera. El desarrollo del Ecuador y de América Latina se ve impedido por su cultura o lo difícil que es entendernos entre culturas desarrolladas y las de menor desarrollo. Podemos decir que los sistemas económicos del pasado, el neoliberalismo, neocolonialismo, no son responsables directos de nuestra situación social y económica y otras; sino nuestra cultura y niveles de investigación y tecnologías, de todo cuanto hacemos, administramos casa adentro, de cómo usamos nuestros recursos. En corrupción, todo tiene origen en nuestra cultura, en justicia no podremos cambiar si no mejoramos nuestra cultura. En educación, no habrá mejora si no cambiamos la sociedad y si no mejoramos la cultura; nos quejamos que nada alcanza, es porque no hay una política demográfica responsable de accesos a puestos de trabajo, viviendas, etcétera. Ecuador requiere de pensadores para implementar reales políticas basadas en investigaciones profundas, no repetir viejas tesis, es necesario un plan que revolucione en lo cultural, científico y tecnológico.(O)

Carlos Puga Valencia, investigador, máster en desarrollo; Quito

Participación científica
Cartas al Director
2017-09-14T00:00:12-05:00
Señores lectores y población culta del Ecuador, como investigador científico que soy me da pena pensar que en nuestro país hace falta pensadores o que no nos dan la oportunidad de mostrar y enseñar los grandes problemas que tenemos, para enfrentar el desarrollo hoy y a futuro.
El Universo
Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Entérese a primera hora de las noticias de Ecuador y del mundo