No olvidar estos temas

Sábado, 12 de Agosto, 2017 - 00h00
12 Ago 2017

En entrevista radial conversábamos sobre la situación del país con Mauricio Dávalos y Jaime Carrera. Ahí surgieron varios temas que me parece no siempre se tocan en esta época de discusiones públicas (luego de diez años de imposición desde el poder). Temas que más allá del déficit fiscal, deuda, apoyo directo al sector productivo o nuevos programas sociales, marcan la institucionalidad (el entorno) fundamental que vivimos.

Uno. Mauricio insistió en que, poco a poco, se ha ido matando el concepto de empresa de responsabilidad limitada que surgió en el Renacimiento europeo (o quizás antes en Grecia). En los negocios se expone y arriesga un cierto capital, pero no se pone en juego el resto de los bienes personales (salvo obviamente en los casos de una actuación culposa que debe ser sancionada). En Ecuador esa barrera se ha roto y para temas variados (desde tributario hasta laboral) es a título personal que se debe responder por casi cualquier problema o incapacidad de pago empresarial. Pretendemos así ser novedosos, pero el resultado es inevitablemente menos inversión. Dos. Mauricio planteó cómo hemos ido penalizando en el sentido estricto de la palabra (sanciones penales y no solo administrativas) cualquier tipo de falla empresarial… mientras las fallas estatales se minimizan. Tenemos constantemente la soga al cuello. ¿Eso genera mayor inversión y riqueza? Tres. Absurdos tributarios. Es así con el anticipo de impuesto a la renta o retención en la fuente: uno puede no haber ganado nada, pero el primero que “englute” lo suyo es el fisco. Ejemplo similar es el IVA: uno emite una factura y en pocas semanas debe enviar el IVA correspondiente al SRI, así no haya recibido aún ningún pago. El que no genera riqueza cobra antes que el generador de la misma. Y así hay mil casos absurdos. Esto tiene un trasfondo conceptual grave. En un caso es el Estado que está siempre por encima del ciudadano. En otro caso es la sociedad de la desconfianza, hay que controlar y sancionar más allá de lo que deben ser las relaciones sensatas entre ciudadanos. Cuatro. La productividad es la clave del desarrollo. Hay la famosa frase del premio nobel Paul Krugman: “En el largo plazo la productividad no es todo... pero es casi todo” (ver, por ejemplo, artículo en la revista Koyuntura de la USFQ, del lunes 24 de julio 2017). No hay manera de repartir riqueza si no se la ha creado a través de productividad. Y lo que hemos hecho estos años en Ecuador es engañarnos con la actividad económica (sobre todo de importaciones) generada por el dinero caído del cielo del petróleo y deuda, como si eso fuera más productividad. Cinco. El sistema de jubilaciones. No lo olvidemos: en 2017 ya hay una diferencia de más de 1.500 millones de dólares (cifras del especialista Rodrigo Ibarra) entre aportes de los afiliados para jubilación (alrededor de 3 millones de personas) y lo que reciben los jubilados (alrededor de 400.000 personas). Un sistema pésimamente manejado que pone en riesgo a tanto futuro jubilado que debe ser tratado con dignidad.

…¡Temas para no olvidar! (O)

No olvidar estos temas
En entrevista radial conversábamos sobre la situación del país con Mauricio Dávalos y Jaime Carrera. Ahí surgieron varios temas que me parece no siempre se tocan en esta época de discusiones públicas (luego de diez años de imposición desde el poder).
2017-08-12T00:00:16-05:00
El Universo

Te recomendamos