Juntos contra la corrupción

Sábado, 12 de Agosto, 2017 - 00h00
12 Ago 2017

La cita era a las cinco de la tarde en la plaza Baquerizo Moreno, pero a las cuatro y media ya habían llegado algunas personas y poco a poco el salón se fue llenando, había 600 sillas y a las cinco todas estaban ocupadas. Siguió llegando más gente, ocuparon los pasillos, la parte de atrás hasta afuera de la sala, adelante, atrás de la mesa directiva y luego abajo frente a una pantalla grande en la que podían seguir la reunión.

Algunos llevaban letreros que los identificaba, había otros que manifestaban rechazo a los hechos de corrupción. A las cinco y treinta no había más espacio disponible y se inició el Foro Nacional ‘Juntos contra la corrupción’, que había sido convocado por la Comisión Nacional Anticorrupción y la Mesa de Convergencia que agrupa a quince organizaciones sociales.

Era una reunión heterogénea en la unidad, eso se reflejó en los expositores, mujeres y hombres, una abogada activista de los derechos humanos, un dirigente de la Conaie, un periodista investigador, el coordinador de la Comisión Nacional Anticorrupción, una economista de Mujeres por la Democracia, un dirigente sindical y una consultora de Transparencia Colombia, que compartió su experiencia.

Pero la rica heterogeneidad se manifestó también en los participantes: estudiantes universitarios, miembros de organizaciones populares, maestros, profesionales, empresarios, amas de casa, sindicalistas, jubilados, activistas por los derechos humanos, periodistas, artesanos, artistas. De Guayaquil y de otras ciudades y provincias.

Todos habían llegado hasta allí, con el afán ciudadano de manifestar su preocupación, en algunos casos, indignación por los hechos de corrupción en el país y su exigencia de que los responsables de la administración de justicia identifiquen a los culpables y apliquen las sanciones respectivas, pero aún más: que se emprendan las acciones necesarias para recuperar los miles de millones de dólares de todos los ecuatorianos que están hoy en las manos inescrupulosas de quienes hicieron de la función pública una oportunidad para delinquir.

Durante las exposiciones se plantearon algunas ideas que considero necesario compartir: “Llegamos hasta aquí porque no puede haber lucha contra la corrupción sin sociedad civil fuerte. Tenemos que aprender a pensar en colectivo”. “Hay que respaldar a los periodistas de investigación, sin ellos no nos hubiéramos enterado de los hechos de corrupción y de la vulneración de nuestros derechos”. “La corrupción no funciona fuera de la norma, cabalga sobre la norma, deslegitima al Estado y esto significa violencia y pobreza”. “Hay que organizarse, denunciar, participar y sancionar socialmente a los corruptos”. “En la lucha contra la corrupción, lo primero es devolverles la dignidad a los ciudadanos”. Nuestro deber de periodistas es no callar, defender el derecho del público a informarse. En esta década hemos revelado 70 casos de corrupción”. “No estamos a favor de la oposición, ni del Gobierno. Estamos a favor del respeto a nuestros derechos”. “No vamos a soportar un acto de impunidad más”.

Después de un poco más de dos horas, quedó aún más claro que “la corrupción y la impunidad en el Ecuador deben terminarse, ya” y que para eso debemos estar “juntos contra la corrupción”. (O)

Juntos contra la corrupción
La cita era a las cinco de la tarde en la plaza Baquerizo Moreno, pero a las cuatro y media ya habían llegado algunas personas y poco a poco el salón se fue llenando, había 600 sillas y a las cinco todas estaban ocupadas.
2017-08-12T00:00:16-05:00
El Universo

Te recomendamos