El otoño de Rafael VII

Viernes, 19 de Mayo, 2017 - 00h07
19 Mayo 2017

Por más de diez años Rafael Correa no solo ha gobernado con la mano dura y arbitraria de los totalitarios, sino que ha insistido en destacar de sí mismo algunos hitos a partir de los cuales ser valorado. Con lo que ha revelado en entrevistas y sabatinas, para que se interprete su vida ha colocado unos ejes en los que él aparece como predestinado para dirigir el país y, especialmente, como un mandatario que en el cargo únicamente ha producido superéxitos que se explicarían, según ese relato, por las convicciones y los valores forjados en la infancia familiar, en la actividad colegial y en las luchas universitarias.

Rafael Correa está a punto de dejar lo que le ha permitido presentarse como un mesías: el poder total. Está en el otoño de su carrera política. Por eso es necesario que la comprensión de lo que él ha significado no provenga solamente del relato oficial y de sus fans historiadores, sino de un lugar cuestionador, porque lo que le interesa al Ecuador es aproximarse a la verdad. Esto es lo que las periodistas Mónica Almeida y Ana Karina López han logrado con el libro El séptimo Rafael (Quito, Aperimus Ediciones, 2017), una estupenda biografía de 250 páginas de quien copó la atención de los ecuatorianos.

El libro de Almeida y López empieza cuando los Correa de la rama de Rafael se establecen en nuestro país; en esa sucesión el presidente resulta ser el séptimo Rafael en su familia. La indagación avanza narrando sucesos de los abuelos y los padres hasta llegar a la generación de Rafael. “Retratar a Rafael Correa Delgado, perforar las entrañas de su biografía, a través de una investigación periodística, se imponía como una obligación de interés público”, sostienen las autoras, quienes advierten que este libro no es una evaluación de su gobierno, sino un esfuerzo por poner en evidencia “su manera de ejercer el poder”.

Gracias al aparato propagandístico, Correa ha gravitado en casi todo y, a pesar de eso, “su historia no ha sido contada”, afirman las escritoras. Por eso este libro va mostrando que, con frecuencia, Correa fue elaborando su pasado según su conveniencia, “adaptándolo a las necesidades políticas, y convirtiéndolo casi en leyenda”. Aparte de consultar con expertos y revisar documentos, más de ciento veinte entrevistados que conocieron a Correa han aportado con anécdotas y puntos de vista para tratar de entender al hombre que, para unos, ha hecho tanto bien al país, y, para otros, ha producido tanto mal.

El séptimo Rafael revela a “un profesor universitario semidesconocido que irrumpió en la política, se alzó con el poder y ha marcado un remezón en el país. Nunca antes un presidente ha gastado tantos recursos públicos para estar presente en la cotidianidad de los ecuatorianos. Su carismática figura y la propaganda que lo aúpa forjaron la mitología de un revolucionario de orígenes muy humildes que surgió y llegó a la cúspide académica gracias, únicamente, a sus esfuerzos. ¿Cuánto hay de verdad detrás de esta historia oficial? ¿Cuánto de exageración y silencio?”. Por tratar de responder estas preguntas estamos ante el que podría ser el libro del año. (O)

El otoño de Rafael VII
Por más de diez años Rafael Correa no solo ha gobernado con la mano dura y arbitraria de los totalitarios, sino que ha insistido en destacar de sí mismo algunos hitos a partir de los cuales ser valorado.
2017-05-19T00:07:03-05:00
El Universo
Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Entérate a primera hora de las noticias de Ecuador y del mundo  

Te recomendamos