Caricatura

26 de Febrero, 2017
26 de Febrero, 2017
25 de Febrero, 2017
24 de Febrero, 2017
23 de Febrero, 2017

Columnistas

Escoger el lado correcto de la historia será la opción del elector cuando vuelva a las urnas el 2 de abril. Con perspicacia lo anotó el candidato Guillermo Lasso en un reciente... Leer más

Será blanca porque debe ser absolutamente pacífica, nada de apalear a legisladores ni de asaltar a la autoridad electoral. Los métodos deberán estar apegados a derecho, ningún... Leer más

Mal paga el diablo a sus devotos, dice el dicho que en estos días debe atormentar al presidente del Consejo Electoral. Desde su accidentado acceso al cargo hizo méritos para... Leer más

La jornada electoral del 19 de febrero dejó más de una lección a todos. La ansiedad y desasosiego se repartieron por iguales entre oficialistas y opositores, pues los unos... Leer más

Presidente, llegó la hora de decir adiós, es evidente que no le es fácil. Debe aceptar que el pueblo quiere cambio. Usted y sus asambleístas evitaron la consulta sobre la... Leer más


Ciertos gobiernos

Decía José Martí, “la felicidad general de un pueblo descansa en la independencia individual de sus habitantes”, y esto no lo ha logrado en la práctica ningún gobierno, ni sistema político.

En teoría está escrito el principio de la libertad y los derechos individuales en todas las leyes del mundo, pero cuán diferente es la teoría de la realidad. Algunos gobiernos han intentado aunar esta relación y ese sería el gran mérito. Ni dictadura ni democracia ni derechas, tampoco izquierdas; todos con sus caudillos han abusado de las leyes, según los casos. La derecha ha llegado al despotismo y la izquierda al comunismo; es decir, las dos al totalitarismo con solo más técnicas de poder, y nada más. Fidel Castro cayó en este organigrama con la consigna marxista de “todo dentro del Estado, nada fuera del Estado, nada en contra del Estado”; por hacer bien hizo bastante mal llegando hasta la crueldad del fusilamiento, y cayendo en lo que el yugoslavo de Montenegro Milovan Djilas llamó en su libro La nueva clase que Fidel la forjó. Miles de cubanos huyeron de la “justicia” revolucionaria, pues lo que hizo Cuba es luchar contra un imperialismo y caer en las garras de otro. En Cuba cuando era democrática, apareció Fulgencio Batista y resultó golpista, gobernó tres décadas, fue causante de la revolución de Fidel, quien cayó en lo mismo que este, con su sangrienta revolución dejando salir al Che Guevara a morir solitario (fusilado), en las montañas de Bolivia; aparte de la extraña muerte del también revolucionario Camilo Cien Fuegos. Recuerdo otras aberraciones democráticas, pero en América Latina: la oprobiosa dictadura del chileno Augusto Pinochet que fue ratificado en un plebiscito; el asesinato de Augusto Sandino en Nicaragua; el asesinato al arzobispo Óscar Arias en pleno púlpito, en El Salvador.(O)

Héctor Cisneros Arias, doctor en Filosofía, Guayaquil

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: