Caricatura

19 de Enero, 2017
19 de Enero, 2017
18 de Enero, 2017
17 de Enero, 2017
16 de Enero, 2017

Columnistas

Con motivo de nuestro artículo anterior, referente a las peripecias agrícolas, mencioné el caso de una enfermedad que produjo serios daños a la producción de maíz duro, en... Leer más

Ana Rosa Valdez *

Luego de una prolongada demora, la Ley Orgánica de Cultura no sólo nos llega tarde, sino en mal momento. En pleno período electoral,... Leer más

Mañana es la toma de posesión de Donald Trump como nuevo presidente de los Estados Unidos de América. Llegará el día tan esperado por unos cuantos y temido por otros muchos.... Leer más

En ciertas religiones y sectas el pecado es una transgresión, voluntaria o no, de la ley divina. Se lo define como desobediencia, rechazo, obstáculo para la salvación, también... Leer más

La civilización en todas sus expresiones históricas y geográficas ha producido ideas de índole moral con el fin de que sobre ellas se construyan las estructuras sociales. Cada... Leer más


Sistema unipartidista

Fidel irrumpe en los años 50 con el asalto al cuartel Moncada, en una asonada contra la dictadura de Batista, tirano escabroso que desde ser telegrafista maniobrando insurrecciones de la tropa, llega a general participando en la política desde entonces hasta proclamarse dictador el 10 de marzo de 1952.

Esto motiva a Fidel a levantarse en armas el 26 de julio de 1953, fracasando en ese intento, y después de varios sucesos regresa a Cuba, formando la guerrilla de Sierra Maestra, la cual incendia la imaginación de la juventud idealista de entonces. Cuando triunfa la revolución en 1959,  esa época coincide con la guerra de Vietnam, la lucha por los derechos civiles de las minorías afro en los Estados Unidos, y posteriormente los combates del Che Guevara en África y su caída en el hondón boliviano; con lo que nuestra juventud soñadora nos identificaba con el desafío, contra el sistema que criticábamos.

Sin embargo, posteriormente al conocer personalmente la isla muchos jóvenes pudimos percatarnos de las carencias de las libertades y materiales que soporta el pueblo; justificado por el llamado embargo comercial. Pero reflexionamos que si un país se desliga de un sistema porque lo considera negativo y perjudicial, lo lógico habría sido entonces que desarrolle una economía independiente sin estar sujeta a factores externos, más aún si comercia con el resto del mundo. Por esa razón llegamos a cuestionarnos si el sistema unipartidista con economía rígida es conveniente para los países del tercer mundo.(O)

Jorge Chambers Hidalgo, abogado, avenida Samborondón

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: