Caricatura

8 de Diciembre, 2016
7 de Diciembre, 2016
6 de Diciembre, 2016
5 de Diciembre, 2016
4 de Diciembre, 2016

Columnistas

Quien caiga en sus garras será víctima de una experiencia dolorosa e implacable. Son por igual el reino de la mentira y la especulación que de la difamación. Y sacan a relucir... Leer más

Si alguien afirma que conoce el factor clave para ganar una elección, que ya sabe por qué votan los ciudadanos, probablemente está delirando o vendiendo un producto. Los... Leer más

La Real Academia Española (RAE) define “grande” como un prócer. A su vez, la palabra prócer se refiere a una persona de alta calidad o dignidad que contribuye al... Leer más

No por ser yo columnista deben estar de acuerdo conmigo quienes me leen. El 90% de quienes me escribieron me reprocha el no haber “celebrado” la muerte de Fidel Castro,... Leer más

El Gobierno insiste en la aprobación del Proyecto de Ley de Plusvalías, sin dar paso a un debate serio sobre esta y sin abrirse a la posibilidad de otras alternativas. Toca una... Leer más


Por la paz

El 26 de septiembre, en Cartagena de Indias, se firmó lo que entonces se creyó que era el documento que pondría fin a 50 años de guerra en Colombia, pero al someterlo a la aprobación del pueblo colombiano mediante plebiscito, ganó el no, por alrededor de 50.000 votos.

Se había negociado durante 4 años y el presidente Santos se vio obligado a reunirse con la oposición y luego reiniciar las negociaciones, se realizaron cambios en lo relacionado con la justicia y las indemnizaciones a las víctimas. Los opositores, especialmente el uribismo y su líder, no están satisfechos. Sin embargo, se firmó un nuevo acuerdo, esta vez, en Bogotá. Ahora corresponderá al Congreso avalarlo y se espera que así sea, ya que hay una mayoría afín al presidente Santos.

Mientras tanto, el expresidente Uribe ha llamado a la resistencia civil y trata de que el Congreso sea revocado para evitar la aprobación. En todo caso, la puesta en práctica de los puntos del acuerdo requerirá tiempo, si se aprueba; mientras, una campaña electoral se avecina.

Nunca ha hecho Colombia más esfuerzos para alcanzar la paz, pero aún no está dicho todo. Ahora el futuro está en manos de la institucionalidad colombiana y su tradicional independencia. (O)

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: