Caricatura

26 de Febrero, 2017
25 de Febrero, 2017
24 de Febrero, 2017
23 de Febrero, 2017
21 de Febrero, 2017

Columnistas

El Acuerdo de París o COP21 sobre cambio climático establece serios y obligatorios compromisos para reducir la emisión de gases de efecto invernadero, que provoca el... Leer más

Lo recién vivido por los ecuatorianos testimonia la nula confianza en nuestras instituciones, la fragilidad de nuestra democracia y la inconsistencia de nuestra sujeción a la... Leer más

Se ha ido un hombre grande, un infatigable trabajador de la cultura ecuatoriana. La respetable edad del fallecido no merma el dolor de la partida, la clara conciencia de la... Leer más

¡Uf!, qué días los de esta semana. ¡Qué nerviosismo! ¡Qué noches de infarto! Y nosotros que creíamos que los escrutinios se iban a desarrollar normalmente. ¡Qué brutos!

... Leer más

Se desactivó una crisis de proporciones cuando el presidente Correa accedió a que haya segunda vuelta. El día anterior había conminado a quien designó como presidente del CNE a... Leer más


Cambio de funcionarios

La próxima finalización de los periodos para los cuales fueron elegidas autoridades, cuya función es de enorme importancia para la vida ética y política de la nación, es oportunidad propicia para preguntarnos si la reelección indefinida de quienes las desempeñan es lo más conveniente para el país.

Son cargos que dan poder y su ejercicio sostenido puede llevar a la personalización de la función, por eso, en democracia es indispensable la alternabilidad.

En la actualidad, las autoridades responsables del control del uso de los fondos públicos tienen en el cargo casi el mismo tiempo que quienes los han administrado, de algunos de los cuales existen serios cuestionamientos e indicios claros que han llevado, incluso, a la iniciación de acciones legales; por eso, el país necesita cambio en las funciones de control, para tener la garantía de que quienes realizarán la acción fiscalizadora lo harán con total independencia y con la transparencia requerida.

No se trata de rechazar a personas concretas, sino de la necesidad de permitir que la acción de control tenga siempre la garantía de la total autonomía y de la visión siempre libre sobre el manejo de los bienes y recursos del Estado. (O)

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: