Caricatura

20 de Enero, 2017
19 de Enero, 2017
19 de Enero, 2017
18 de Enero, 2017
17 de Enero, 2017

Columnistas

“Con tal de que haga obras, no importa que robe”, es lo que dice la gente no solo en el Ecuador, sino en algunos otros países. Ya lo dijo el tango Cambalache: “El que no afana... Leer más

Quienes se indignan frente a varios acontecimientos de dominio público que crispan la nación deben decirle no al régimen que nos gobierna, porque este ha perdido el ideal de... Leer más

Imaginen por un momento una sociedad que consigue vivir en paz, tutelada por una coalición entre hembras, que se toma en serio el juego y la risa y donde el sexo, más allá de... Leer más

La luz atraviesa los cristales y nacen los colores en la oscuridad del templo. Todos hemos visto alguna vez los vitrales de alguna catedral gótica narrando historias sagradas... Leer más

Esta semana fueron capturados por fraude el hijo y el hermano del presidente de Guatemala, gracias a la Comisión Internacional contra la Impunidad (Cicig) y el Ministerio... Leer más

Distintos funcionarios del Gobierno se felicitan por haber gestionado de excelente forma la actual recesión económica. Lo hacen argumentando que lo hicieron incluso maniatados... Leer más


Cambio de funcionarios

La próxima finalización de los periodos para los cuales fueron elegidas autoridades, cuya función es de enorme importancia para la vida ética y política de la nación, es oportunidad propicia para preguntarnos si la reelección indefinida de quienes las desempeñan es lo más conveniente para el país.

Son cargos que dan poder y su ejercicio sostenido puede llevar a la personalización de la función, por eso, en democracia es indispensable la alternabilidad.

En la actualidad, las autoridades responsables del control del uso de los fondos públicos tienen en el cargo casi el mismo tiempo que quienes los han administrado, de algunos de los cuales existen serios cuestionamientos e indicios claros que han llevado, incluso, a la iniciación de acciones legales; por eso, el país necesita cambio en las funciones de control, para tener la garantía de que quienes realizarán la acción fiscalizadora lo harán con total independencia y con la transparencia requerida.

No se trata de rechazar a personas concretas, sino de la necesidad de permitir que la acción de control tenga siempre la garantía de la total autonomía y de la visión siempre libre sobre el manejo de los bienes y recursos del Estado. (O)

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: