Caricatura

21 de Febrero, 2017
21 de Febrero, 2017
20 de Febrero, 2017
19 de Febrero, 2017
17 de Febrero, 2017

Columnistas

Una y otra vez, los personajes de Rayuela de Julio Cortázar aluden a los “juegos en el cementerio”. Se refieren, delicadamente, a las palabras muertas en el Diccionario de la... Leer más

¿Es la política corrupta? O más bien será que en la política se vuelve más evidente la corrupción, por los montos de recursos manejados y por las influencias y poder que se... Leer más

El modelo de Estado chavista está llegando a su clímax. La pregunta es si los ecuatorianos lo vamos a permitir o a resistir. Vamos, una vez más, a agachar la cabeza o... Leer más

El Gobierno señala: “… Ganó ampliamente el SÍ en consulta... prohibir paraísos fiscales. Esa es la verdadera lucha contra la corrupción…”.

Los investigadores de Oxfam,... Leer más

La urgencia de Alianza PAIS de ganar en primera vuelta –“Lenín, una sola vuelta” fue el grito de guerra el domingo a las 17:00 en sus cuarteles– llevó al movimiento de Gobierno... Leer más


Un Ecuador de libertades

A estas alturas de la campaña presidencial y más allá de las estrategias de cada candidato, es evidente que Cynthia Viteri, Paco Moncayo y Guillermo Lasso no representan el continuismo, y que cada quien, a su manera, quiere un cambio para el país.

Si bien es cierto que el binomio socialcristiano es el único que ha tenido un rol contrario y crítico al actual Gobierno, incluso desde la campaña del 2006, los demás binomios, cada cual en su momento, matiz y circunstancias, han dado serias muestras de no estar de acuerdo con el rumbo que nuestro país ha llevado en estos diez años de revolución ciudadana.

Ya en esta columna hemos comentado sobre la tan deseada candidatura única de oposición y el derecho legítimo que tienen los partidos y movimientos políticos a presentarse con candidatos propios a las elecciones de febrero de 2017, además de los cálculos que pudieren justificarlo con creces.

Entonces, toda vez que las cartas están jugadas, es natural que de aquí en adelante, cada candidato, a su manera, realice todos los esfuerzos posibles para llevar su propuesta de gobierno a la mayor cantidad de ecuatorianos, con la legítima aspiración de conseguir su voto.

Si todos los candidatos de oposición fuesen iguales (y no lo son), no tendría sentido que hayan ido por separado. De allí que es indispensable que cada uno comunique no solo su plan de gobierno, sino además qué lo hace diferente del resto.

Por ello, cuando los afines a CREO y otros actores políticos criticaron intensamente la difunta Unidad, que nominó a Cynthia Viteri, no recuerdo que nadie de esa tienda política los haya tachado de gobiernistas o de hacerle el juego al correísmo.

Asimismo, que Cynthia Viteri se haya diferenciado de otros binomios la semana pasada, de ninguna manera puede interpretarse como “hacerle el juego al Gobierno” o “favorecer al correísmo”, como lo han afirmado en redes sociales actores políticos afines a Lasso.

Estamos en política, amigos lectores, y en plena campaña electoral.

Ni Cynthia Viteri, ni Guillermo Lasso, ni Paco Moncayo encarnan en primera y única persona a la oposición. Todas son opciones contrarias al correísmo, cada una a su manera y con sus particularidades.

Entonces, que sea una campaña de ideas, de propuestas serias, de crítica y contrastes con altura, en la que cada quien asuma la consecuencia de sus acciones y omisiones, positivas o negativas, y nos demuestren que realmente podemos soñar con un Ecuador diferente.

En lo que a mí respecta, sueño con un país en el que quien aspire a gobernarnos no estigmatice ni agreda a quien no lo apoyó en campaña.

Que no intimide ni persiga a la prensa (propietarios y periodistas), ni tampoco pretenda comprarla.

Que la libertad de prensa sea efectiva en la tarima y fuera de ella, que la defienda y fortalezca en el discurso de campaña y, luego, desde el poder.

Un país en el que exista verdadera separación de poderes, y no solo en la fachada.

Un Ecuador de progreso, por supuesto, pero fundamentalmente de libertades. Progreso en libertad.

Desde esta columna hacemos votos por ello. (O)

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: