Caricatura

19 de Enero, 2017
19 de Enero, 2017
18 de Enero, 2017
17 de Enero, 2017
16 de Enero, 2017

Columnistas

Con motivo de nuestro artículo anterior, referente a las peripecias agrícolas, mencioné el caso de una enfermedad que produjo serios daños a la producción de maíz duro, en... Leer más

Ana Rosa Valdez *

Luego de una prolongada demora, la Ley Orgánica de Cultura no sólo nos llega tarde, sino en mal momento. En pleno período electoral,... Leer más

Mañana es la toma de posesión de Donald Trump como nuevo presidente de los Estados Unidos de América. Llegará el día tan esperado por unos cuantos y temido por otros muchos.... Leer más

En ciertas religiones y sectas el pecado es una transgresión, voluntaria o no, de la ley divina. Se lo define como desobediencia, rechazo, obstáculo para la salvación, también... Leer más

La civilización en todas sus expresiones históricas y geográficas ha producido ideas de índole moral con el fin de que sobre ellas se construyan las estructuras sociales. Cada... Leer más


Días feriados

La reforma legal planteada por el Ejecutivo para establecer de manera permanente los días feriados en el Ecuador se encuentra en la Asamblea Nacional en el periodo de comparecencias, para escuchar opiniones y propuestas. Finalizada esta etapa, que se espera que concluya la próxima semana, se realizará el primer debate y entre este y el segundo habrá 45 días. Luego será enviado al Ejecutivo para su aprobación o veto.

Aunque existe el deseo de que el tema se defina antes de Navidad y Año Nuevo, todo depende del ritmo con que se realicen los debates. Además, es un tema sobre el que habrá que escuchar planteamientos desde diversos sectores, a partir de la experiencia de los feriados prolongados que hemos tenido.

Para unos, son positivos porque permiten descanso, reencuentro familiar, viajes por el país y, en consecuencia, movimiento extra del sector de transporte interurbano y de los servicios turísticos, con resultados positivos para la economía. Pero otros sectores se quejan de la disminución de la producción en esos días y del bajo rendimiento comercial en las ciudades. También habría que estudiar el resultado de los supuestos días de recuperación.

Aunque a todos pueda parecernos positivo tener más días de descanso, hay que decidir evaluando con objetividad las cifras y pensando en lo que es mejor para el país. (O)

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: