Caricatura

5 de Diciembre, 2016
4 de Diciembre, 2016
3 de Diciembre, 2016
2 de Diciembre, 2016
1 de Diciembre, 2016

Columnistas

En fiestas de Quito o en lo que queda de ellas. Son casi diez años de este proceso de demolición de los festejos fundacionales, porque al castrismo equinoccial nunca le gustó... Leer más

“Con la lotería se puede hacer de todo… puedes realmente hacer lo que mejor te convenga.” Así decía el exfutbolista Lupo Quiñónez en la ya clásica publicidad de Lotería... Leer más

Sin más compañía que un café, de esos que solo los “ticos” pueden preparar, cuyo olor podría levantar a un muerto y hacer sonreír hasta a quien cree haberlo perdido todo, me... Leer más

Es imposible que la muerte de una persona como Fidel Castro pueda ser recibida con frialdad. No hay términos medios frente a quien encabezó un proceso que marcó un antes y un... Leer más

Dicen que no hay muerto malo, pero sí hay muerto tonto. Tonto útil. Este término se lo utilizó para describir a los simpatizantes de la URSS en los países occidentales y la... Leer más


Discursos y acciones

El triunfo del candidato republicano Donald Trump, a juzgar por su discurso de campaña, supondrá cambios importantes en la política interna y externa de su país. Aunque sus primeras palabras como presidente electo fueron conciliadoras, si convierte en acciones de gobierno lo que antes fue solo un discurso, habrá cambios en lo relacionado con el respeto a los derechos humanos, con la política económica y con la forma de concebir el papel de los Estados Unidos en las relaciones internacionales, que bien podrían significar un serio remezón a lo que se vive hoy.

Para muchos analistas la votación de Trump no fue una sorpresa, piensan que se dio porque su discurso era lo que muchos americanos hubieran querido decir y que, además, tanto las palabras como las acciones del entonces candidato mostraban una ruptura con lo establecido, lo que resultaba atractivo para quienes deseaban un cambio.

Lo cierto es que en los Estados Unidos hay un nuevo presidente, en cuyas manos están no solo los próximos años de su país, sino también las relaciones con América Latina y con pueblos de otros continentes. El mundo espera que la solidez democrática del país le permita afrontar con serenidad los cambios venideros. (O)

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: