Caricatura

23 de Enero, 2017
22 de Enero, 2017
21 de Enero, 2017
20 de Enero, 2017
19 de Enero, 2017

Columnistas

Las evidencias del paso de millones de dólares desde las carteras de los corruptores hasta los bolsillos de los corruptos no conmueven a la mayoría de ecuatorianos. Eso es lo... Leer más

Con oportunidad del inicio del año y de la campaña electoral, tanto los empresarios como la Iglesia hicieron sendos pronunciamientos públicos, en los que más allá de sus... Leer más

Piénselo, lector, ¿qué será peor para un gobernante y su entorno: 1) generar la percepción de que todo lo infectan porque lo politizan; o, 2) asumir que terceros –aun... Leer más

Las actuales circunstancias de la vida ecuatoriana me han llevado a recordar un incidente ocurrido el 12 de octubre de 1936. A mediados de ese mismo año había comenzado la... Leer más

Amo a este país profundamente. Este pequeño país me emociona. Me maravilla su inmensa riqueza y diversidad de paisajes y gentes. Me embarga un sentimiento de orgullo el sentir... Leer más


No es elección

Hoy se confirmará la permanencia de Daniel Ortega en el Gobierno de Nicaragua. Se habla de que será su segunda reelección consecutiva, acompañado de su esposa, Rosario Murillo, en la Vicepresidencia. Pero en realidad no se trata de una elección, pues no hay alternativas, es candidato único, ya que la coalición de oposición que se organizó en torno a la segunda fuerza política del país fue ilegalizada y excluida de la posibilidad de participación en los comicios. Tampoco habrá observación electoral independiente. De tal manera que el resultado está dado.

Ortega fue un destacado guerrillero que llegó al poder en 1985 y volvió en el 2007, y todo parece indicar que permanecerá algunos años más. El riesgo que advierten los analistas es que el país entre en un círculo vicioso de falta de solución a los problemas nacionales, que se responda con nuevas promesas y ciertas realizaciones en infraestructura, mientras la corrupción y la represión, propias de los regímenes personalistas, vayan aumentando y ante las pérdidas de libertades que impiden las manifestaciones de descontento y la crítica, se produzca una explosión que deje víctimas y que dé lugar al retorno de la violencia en el país.

Es deseable que el régimen y la oposición inicien un diálogo que prepare la recuperación de la alternabilidad, requisito fundamental de la democracia. (O)

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: