Caricatura

17 de Enero, 2017
16 de Enero, 2017
15 de Enero, 2017
14 de Enero, 2017
13 de Enero, 2017

Columnistas

Verónica Coello Moreira

Hace pocos días conversaba con adolescentes de 16 y 17 años, les mencionaba que ya pueden votar, aunque no es obligatorio aún.... Leer más

En el periodo legislativo 2009-2013 la Asamblea Legislativa aprobó 64 leyes. De este total, el 44 por ciento correspondió a leyes orgánicas. En el actual periodo legislativo (... Leer más

El balance de la economía ecuatoriana al término del 2016 ha sido decepcionante. Las cifras oficiales registraron una caída del PIB de 1,7%, frente al 2015. A nivel trimestral... Leer más

Hace muchos años, 30 para ser exactos, durante un desayuno de domingo, yo leí en voz alta una noticia del periódico, una buena noticia que informaba que el país había recibido... Leer más

El gobierno de la revolución ciudadana ha dejado para el último momento de su largo mandato la redistribución de las frecuencias de radio y televisión a través de un concurso... Leer más


Justicia salarial

Un reciente informe del Foro Económico Mundial señala que la brecha salarial entre hombres y mujeres se cerrará en 170 años si continúan las tendencias actuales. Ningún país ha cerrado la brecha, pero los cinco que tienen menor índice de disparidad son Islandia, Finlandia, Noruega, Suecia y Ruanda. El tema es importante no solo porque es un hecho de justicia que a igual trabajo igual salario, con independencia del sexo del trabajador, sino porque esa disparidad tiene relación directa con la violación de algunos derechos de las mujeres y con su propia seguridad y subsistencia.

No son pocos los casos de violencia doméstica en los que la mujer soporta y no denuncia porque del agresor depende la manutención propia y la de sus hijos, ya que aunque trabaje, su salario no es suficiente, en la mayoría de los casos son ingresos marginales o complementarios.

Aunque ciertamente se nota un cambio, el proceso es lento y aún es común que frente a las mismas funciones se considere inferior el salario de las mujeres, incluso en las áreas gerenciales.

Si queremos que la igualdad de hombre y mujer sea más que un discurso, es necesario empezar por la justicia salarial. (O)

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: