Caricatura

2 de Diciembre, 2016
1 de Diciembre, 2016
30 de Noviembre, 2016
29 de Noviembre, 2016
28 de Noviembre, 2016

Columnistas

Cuando éramos chicos decir Fidel era como decir Judas, Lucifer o el Hombre de la Bolsa: la empleada de mi casa decía que si nos portábamos mal iba a llamar a Fidel. Así... Leer más

Los premios literarios, sometidos a todo tipo de circunstancias, incluida la de la suerte, no siempre son certeros. Mas la novela La curiosa muerte de María del Río (Bogotá,... Leer más

Hemos insistido desde hace tiempo en la necesidad de repensar las políticas laboral y tributaria para reactivar la economía. Apoyando la eliminación del “anticipo” del impuesto... Leer más

Uno de los principales líderes de la izquierda ecuatoriana, el expresidente Rodrigo Borja, dijo ante la muerte de Fidel Castro que se ha ido “su amigo, su referente” causando “... Leer más

El escenario de la campaña política está marcado por un profundo escepticismo y más allá de quién llegue a Carondelet en 2017, nuestra sociedad fragmentada da muestras de una... Leer más

Verde floresta, verde selva, verde esperanza. En una columna anterior hablé de las energías verdes, en particular de la solar, que en nuestra latitud abunda y es de libre... Leer más


‘Entre comillas’

dgst35@gmail.com

El tema que me ocupa hoy difiere, en la forma, con mi estilo de escribir esta columna; no en el fondo, porque son los mismos asuntos que siempre nos preocupan, a ustedes y a mí. Citaré “entre comillas” extractos de documentos que los tengo en archivo. No indicaré hoy la fuente, sí lo haré la próxima semana. Esta libertad que me tomo tiene una finalidad: analizar las citas sin pensar en la persona que las redactó. Me agradaría que ustedes, conocedores de la política, me digan quién pueda ser el autor de estos conceptos; me parece un ejercicio original para localizar a gente que, a más de haber incursionado en la política, reflexiona sobre el país, sobre sus males y bondades; a su vez, presenta variables sobre cómo hacer política. Vamos al grano.

-“La democracia es una inmensa experiencia humana. Está ligada a la búsqueda histórica de libertad, justicia y progreso material y espiritual. Por eso, es una experiencia permanentemente inconclusa”.

Estamos, en esta ‘década ganada’, cansados de constatar el mal uso del genuino significado de la palabra democracia. Una ‘inmensa experiencia humana’ es comprometer a toda la sociedad en la búsqueda de los elementos constituyentes de la democracia. Ser demócrata no significa hablar de democracia sino vivirla, a tiempo completo.

-“Somos conflictivos, porque somos seres humanos. Cada quien piensa distinto porque mira a través de cristales diferentes que representan intereses diversos. Si queremos una sociedad digna, justa, equitativa, solidaria, tendremos que optar por partidos y personas que garanticen el diálogo como mecanismo de inserción y acuerdos”.

Sabemos que del dicho al hecho hay mucho trecho, sin embargo, es gratificante saber que hay gente que piensa, que reconoce diferencias, que admite que somos diversos y como tales necesitamos también de un tratamiento diferente. Los seres políticos sanamente diferentes no se esconden en un corral, tampoco pierden su capacidad de pensar y de expresar su propia cosmovisión, de ser deliberantes.

-“Querer ganar es querer el poder para promover un cambio de cultura y los candidatos son la imagen de esa nueva cultura: conciliadora, inclusiva, serena, tolerante, respetuosa de los diversos, honesta, fiel a sus principios, creativa, de buen humor, propositiva, creadora”.

Me gusta la enumeración de cualidades que debe tener toda acción política. Quien compite en una lid electoral lo hace para ganar. El proceso de las elecciones de representantes nacionales, en diversas instancias de servicio a la comunidad, da a conocer el grado de respeto de un gobierno a la libertad de sufragio y el grado de compromiso de un Tribunal Electoral con la verdad, con la justicia y con la libertad de un pueblo.

-“La política consiste en una dura y prolongada penetración a través de tenaces resistencias, para lo que se requiere, al mismo tiempo, pasión y mesura. Son muchos los problemas que agobian y angustian a los ecuatorianos y es necesario elegir a un líder que esté preparado para enfrentar los grandes desafíos que impone vencer la pobreza, la inequidad, la corrupción”.

¿Cómo manejar, con éxito, la pasión y la cordura?

Hay personas que observan las reglas del honor como quien observa las estrellas, desde muy lejos”, Víctor Hugo. (O)

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: