Caricatura

26 de Febrero, 2017
26 de Febrero, 2017
25 de Febrero, 2017
24 de Febrero, 2017
23 de Febrero, 2017

Columnistas

Escoger el lado correcto de la historia será la opción del elector cuando vuelva a las urnas el 2 de abril. Con perspicacia lo anotó el candidato Guillermo Lasso en un reciente... Leer más

Será blanca porque debe ser absolutamente pacífica, nada de apalear a legisladores ni de asaltar a la autoridad electoral. Los métodos deberán estar apegados a derecho, ningún... Leer más

Mal paga el diablo a sus devotos, dice el dicho que en estos días debe atormentar al presidente del Consejo Electoral. Desde su accidentado acceso al cargo hizo méritos para... Leer más

La jornada electoral del 19 de febrero dejó más de una lección a todos. La ansiedad y desasosiego se repartieron por iguales entre oficialistas y opositores, pues los unos... Leer más

Presidente, llegó la hora de decir adiós, es evidente que no le es fácil. Debe aceptar que el pueblo quiere cambio. Usted y sus asambleístas evitaron la consulta sobre la... Leer más


Colombia dijo No

El No de la mitad de los votantes colombianos al acuerdo de paz, negociado durante cuatro años en La Habana, fue una sorpresa. Sin embargo, no se sabe realmente lo que piensa la mayoría, pues apenas sufragó el 37,43% de los posibles votantes. El resultado negativo, obtenido principalmente en las zonas urbanas, requiere un nuevo proceso de negociación.

Las repercusiones políticas y económicas fueron inmediatas, los mercados reaccionaron y el precio del dólar respecto del peso colombiano subió.

Aunque el domingo todos manifestaron su disposición a abrirse al diálogo, el partido liderado por el expresidente Uribe se negó a acudir a la reunión con el Gobierno, junto con las demás fuerzas políticas. Ellos exigen una reunión exclusiva.

Aunque tanto el presidente Santos como Timochenko, en representación de las FARC, anunciaron su disposición a reanudar las conversaciones, que se llegue a un acuerdo requerirá de un gran esfuerzo que, para empezar, necesitará de la unión de los colombianos para partir de una base aceptada por todos y a sabiendas de que una negociación siempre significa ceder de parte y parte. Después de 52 años de conflicto, Colombia merece la paz, a sus ciudadanos les corresponde obtenerla y a la comunidad internacional, acompañarlos en el proceso.(O)

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: