Caricatura

17 de Enero, 2017
16 de Enero, 2017
15 de Enero, 2017
14 de Enero, 2017
13 de Enero, 2017

Columnistas

Verónica Coello Moreira

Hace pocos días conversaba con adolescentes de 16 y 17 años, les mencionaba que ya pueden votar, aunque no es obligatorio aún.... Leer más

En el periodo legislativo 2009-2013 la Asamblea Legislativa aprobó 64 leyes. De este total, el 44 por ciento correspondió a leyes orgánicas. En el actual periodo legislativo (... Leer más

El balance de la economía ecuatoriana al término del 2016 ha sido decepcionante. Las cifras oficiales registraron una caída del PIB de 1,7%, frente al 2015. A nivel trimestral... Leer más

Hace muchos años, 30 para ser exactos, durante un desayuno de domingo, yo leí en voz alta una noticia del periódico, una buena noticia que informaba que el país había recibido... Leer más

El gobierno de la revolución ciudadana ha dejado para el último momento de su largo mandato la redistribución de las frecuencias de radio y televisión a través de un concurso... Leer más


Colombia dijo No

El No de la mitad de los votantes colombianos al acuerdo de paz, negociado durante cuatro años en La Habana, fue una sorpresa. Sin embargo, no se sabe realmente lo que piensa la mayoría, pues apenas sufragó el 37,43% de los posibles votantes. El resultado negativo, obtenido principalmente en las zonas urbanas, requiere un nuevo proceso de negociación.

Las repercusiones políticas y económicas fueron inmediatas, los mercados reaccionaron y el precio del dólar respecto del peso colombiano subió.

Aunque el domingo todos manifestaron su disposición a abrirse al diálogo, el partido liderado por el expresidente Uribe se negó a acudir a la reunión con el Gobierno, junto con las demás fuerzas políticas. Ellos exigen una reunión exclusiva.

Aunque tanto el presidente Santos como Timochenko, en representación de las FARC, anunciaron su disposición a reanudar las conversaciones, que se llegue a un acuerdo requerirá de un gran esfuerzo que, para empezar, necesitará de la unión de los colombianos para partir de una base aceptada por todos y a sabiendas de que una negociación siempre significa ceder de parte y parte. Después de 52 años de conflicto, Colombia merece la paz, a sus ciudadanos les corresponde obtenerla y a la comunidad internacional, acompañarlos en el proceso.(O)

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: