Caricatura

29 de Julio, 2016
28 de Julio, 2016
27 de Julio, 2016
26 de Julio, 2016
25 de Julio, 2016

Columnistas

Juan Jacobo Velasco

La ciudad de los canales, las bicicletas, Anna Frank y las flores. De museos increíbles como los de Van Gogh y Rembrandt. De los coffee shops donde el olor de la cannabis se... Leer más

Fernando Balseca

¿Puede un libro modificar la percepción sobre nuestra propia vida? La respuesta es sí, y seguramente existen muchos volúmenes con relatos sorprendentes que pueden tocar... Leer más

Nathalia Cedillo Carrillo

Hace tres años la Unesco declaró al Macizo de El Cajas como Reserva Mundial de Biósfera, un área de casi un millón de hectáreas localizado al sur de la Cordillera Occidental de... Leer más

Gabriela Calderón de Burgos

Tener un déficit público implica un gran costo de oportunidad. Los economistas James Buchanan y Richard Wagner explican en Democracia en déficit (2000):

“El... Leer más

Orlando Alcívar Santos

La Justicia, es decir, la aplicación de las normas de todo tipo por parte de los jueces, sigue siendo motivo de cuestionamiento diario por parte de quienes tienen que acudir a... Leer más

Jorge G. Alvear Macías

La violencia del yihadismo tiene actores diversos, unos organizados con estructura y otros que operan como células. Su objetivo es generar conmoción social, causar miedo,... Leer más


Fama de La Megan

¡Qué envidia de “La Megan”, aún no cumple los 3 añitos y ya bate el récord de popularidad al salir en la tele cada cinco minutos! Y pensar que había unos irresponsables que no querían que naciera, pero felizmente triunfaron la revolución y la democracia, y “La Megan” vio la luz justo el día en que se evitó un magnicidio.

No han corrido la misma suerte las secuestradas niñas taromenanes, producto de la masacre de marzo en el Yasuní. Un curita llamado Miguel Ángel Cabodevilla quiso publicar sus fotografías con rostro pixelado en su libro Una tragedia ocultada y fue inmediatamente impedido por orden de una jueza y solicitado por el defensor del Pueblo. La requisa fue abucheada y adornada –no se sabe por qué– con gritos de ‘fascistas, fascistas’, como que aquí también habría aparecido o pudiese aparecer en los próximos días y con nombramiento un enano venenoso (Joseph Goebbels) como en los tiempos de Hitler. Según se escucha, el defensor ha reculado y dicho que se publique el libro, pero eliminando las fotografías, difícil pero no imposible. Pero ahora, ¿cómo elimina a “La Megan”, infinitamente más publicitada que las taromenanes? Parece que Cabodevilla, Milagros Aguirre y Massimo De Marchi –autores del libro– no recordaron que en estos tiempos está vedado hablar de ‘no contactados’ y peor decir que existen. Los futuros depredadores dijeron que no asoman, y punto. Los matados y secuestrados son una especie de duendes, y punto. Qué desigualdades tiene la vida: “La Megan” con 3 añitos y qué millonarios festejos, los ‘no contactados’ sin saber dónde esconderse y yo, con 100 añitos, ni una tarjeta y peor, una cuñita cada 5 minutos.

Carlos Mosquera Benalcázar, médico especialista en Cirugía Plástica, Quito

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: