Arroceros advierten con volver a las calles

Miércoles, 11 de Octubre, 2017 - 00h07
11 Oct 2017

Que se cansaron de esperar y de tener paciencia, repetían. Que los créditos que deben no esperan, al igual que los gastos de alimentación, educación, movilización y salud de la familia. Que no les quieren pagar el precio oficial del arroz. Que hay contrabando del grano, que entraría por el sur del país.

Que salen perdiendo con las cosechas de arroz, ya que los precios de producción resultan mayores que los obtenidos con la venta, decían ayer pequeños y medianos arroceros que cerraron, por más de cuatro horas, algunas vías de las provincias de Guayas y de Los Ríos, en reclamo a las autoridades.

“Producir una hectárea de arroz nos cuesta $ 1.800 y por cada saca (salen un promedio de 50 sacas por hectárea) nos quieren pagar $ 26 y $ 27 (que se traduce en $ 1.300 por hectárea), sin contar lo que nos cuesta la movilización del arroz”, explicaba Luis León, agricultor de Naranjal, en Guayas, que se unió a la protesta y al cierre de la carretera, desde las 07:00 hasta las 11:00, en el km 37 de la vía a Puerto Inca.

Ahí y en otros puntos, como en el km 65 de la vía a Santa Lucía; en el km 15 de la vía a Yaguachi y en la vía Jujan-Babahoyo, pequeños y medianos arroceros exponían los mismos problemas y pedían una reunión con el presidente de la República, Lenín Moreno.

A sus reclamos les sumaban las planillas pendientes de pago, de tres, cuatro y hasta cinco meses, que tendría con ellos la Unidad Nacional de Almacenamiento (UNA-EP), que es el ente público que les compra el arroz al precio oficial: $ 35,50 la saca (de 200 libras de arroz en cáscara), dijeron.

Usuarios que se quedaron atascados en la vía expresaron su malestar por la medida.

Esto, mientras otro frente de arroceros se reunía la mañana de ayer, en Guayaquil, con la ministra de Agricultura, Vanessa Cordero, y con otros funcionarios de entidades del Estado, para buscar soluciones. Advirtieron con regresar a las calles, si no hay resultados.

Tras la reunión, la ministra anunció acuerdos. Uno, que la UNA-EP les seguirá comprando el arroz a los agricultores. Dos, que se intensificarán los controles en las fronteras.

“Quiero decir compañeros que nosotros no estamos importando arroz, existe contrabando que es otra cosa. Estamos trabajando con los ministerios”, dijo Cordero.

Tres, el control de precios para evitar la especulación y que piladoras paguen lo justo al agricultor. Cuatro, créditos y tasas de interés preferenciales. Y cinco, mesas técnicas de trabajo con cada sector. También, para el 1 de diciembre se empezará con la exportación de arroz hacia Colombia.

María Paula Christiansen, gerenta de la UNA-EP, dijo que ya han hecho un barrido de las personas que tienen cuentas por cobrar con la entidad. “En su mayoría son agricultores que no han entregado la documentación pertinente y en otros casos ha habido temas puntuales. Se ha dado seguimiento a eso y se está pagando”, afirmó.

Fabián Ronquillo, de la Senae, sostuvo que se han fortalecido los controles en las fronteras y que en los últimos cuatro meses han incautado más de 20.000 quintales de arroz. (I)

La UNA va a seguir comprando el arroz, se seguirá haciendo el control principalmente en las fronteras, porque el problema del contrabando es una plaga que nos está afectando al Ecuador”.
Vanessa Cordero, ministra

Nos ofrecen que sí van a resolver el problema, pero cuándo si ya estamos en plena cosecha, hemos vendido la mayor parte de la producción a $ 20, $ 25 (la saca de 200 libras) y unos hasta $ 18”.
Antonio Sandoya, agricultor

Arroceros advierten con volver a las calles
Ecuador
2017-10-11T01:01:03-05:00
Ministra de Agricultura califica al problema del contrabando de arroz como una plaga.
El Universo
Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Entérate a primera hora de las noticias de Ecuador y del mundo