Los niños dibujaron esperanza tras el terremoto en Ecuador

Sábado, 26 de Agosto, 2017 - 00h00
26 Ago 2017

Al albergue Juan Pío Montúfar, en Bahía de Caráquez (Manabí), llegó un grupo de universitarias con propósito solidario y a favor de los damnificados del terremoto del 16 de abril de 2016. Eran siete jóvenes y dos profesores guías de la Universidad Casa Grande, asentada en Guayaquil, los que empezaron un proceso de recuperación emocional, con técnica lúdica y con énfasis en la niñez.

La estudiante Viveka Falquez señaló que trabajaron varios fines de semana, que fue una experiencia enriquecedora, que pudieron palpar la fortaleza de los niños para sobrellevar la adversidad.

El resultado fue un libro en el cual 22 menores de edad plasmaron dibujos con un trasfondo esperanzador, necesariamente con frases alusivas al episodio. “Yo tenía como diez hámsters, pero murieron del susto”, mencionó un coautor.

La obra se llama Las cometas que volarán alto y ayer fue presentada en el área de jardines del malecón Simón Bolívar, con la asistencia de los niños y papás que habitaron en el albergue manabita, más directivos de la U. Casa Grande y de la Fundación Malecón 2000.

Aracely Montes, que vivió en el refugio, agradeció la mano extendida de las universitarias. Les dijo que las lleva en el corazón, como pudiera ser el caso de otros damnificados.

La obra podrá comprarse en la próxima Feria del Libro, que se efectuará en la ciudad. (I)

Los niños dibujaron esperanza tras el terremoto en Ecuador
Ecuador
2017-08-26T00:30:45-05:00
Al albergue Juan Pío Montúfar, en Bahía de Caráquez (Manabí), llegó un grupo de universitarias con propósito solidario y a favor de los damnificados del terremoto del 16 de abril de 2016.
El Universo
Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Entérate a primera hora de las noticias de Ecuador y del mundo