Damnificados en Manabí ya tienen casa, pero carecen de luz y agua potable

José Olmos, Neptalí Palma
Domingo, 20 de Agosto, 2017 - 00h07
20 Ago 2017
Manabí -

Los cables de alta tensión se extienden como culebras por las áreas polvorientas ubicadas entre las filas de unidades habitacionales de dos plantas. Caen desde improvisados postes de caña o madera y van hasta los medidores.

Por ahí, sorteando el cablerío, como dice un habitante, caminan o juegan niños, van y vienen adultos. Ese peligro latente es parte de la rutina en Ciudad Jardín, de Pedernales, donde residen 368 familias que desde el terremoto del 16 de abril de 2016 estuvieron alojadas en carpas, en un albergue, hasta el 18 de mayo pasado.

Ciudad Jardín fue definida por el expresidente Rafael Correa como urbanización “aniñada”, con todos los servicios, al igual que otros planes habitacionales. Lo dijo en marzo al anunciar el logro de un préstamo chino por $ 1.000 millones para la reconstrucción.

Lelis Preciado, vicepresidente de un comité de moradores, dice que la construcción fue rápida y hay falencias. “La luz es temporal, es muy baja, solo pusieron un sistema de emergencia, peligroso, ha habido cortocircuitos”, dice, mientras Marcelo Andrade, de la constructora Dugoler, a cargo del proyecto, indica que los estudios y el contrato contemplan rubros distintos en cuanto a voltaje.

Katherine Viteri, coordinadora zonal 4 del Miduvi, lo certifica: “Hay un tema de diseño eléctrico, en el diseño estaba tomado en cuenta un voltaje (no especificó), que al rato que se aplicó a la realidad de Pedernales no alcanza… (es), como que si conectan todo Ciudad Jardín dejaba sin energía a Pedernales, algo así”.

Problema grave, como grave es la falta de agua. En toda Ciudad Jardín hay cientos de tanques en espera de un tanquero abastecedor, o aquel que llega a vender, a un dólar el tanque. Cada familia debe tener mínimo uno solo para la cocina y el baño, cita Preciado.

Andrade señala que es problema del Municipio. Solo los miércoles llega por dos horas. Melchor Cevallos, jefe de Relaciones Públicas del Cabildo, dice que se ejecuta un proyecto por $ 18 millones.

La urbanización Canoa, con 108 familias que vivieron en carpas hasta mayo, también sufre por agua. Allí, José Barrionuevo, presidente de los moradores, dice que ha pedido apoyo al Municipio de San Vicente. Mientras tanto, deben comprar el líquido a $ 1,25 el tanque.

En esta ciudadela, asentada bajo un cerro al ingreso de este balneario, tiene además una bomba de tiempo. El sistema de alcantarillado está inconcluso y las aguas servidas caen a esa obra parada.

En ambas urbanizaciones, los residentes agradecen por las casas, pero reprochan estos problemas. La Secretaría de la Reconstrucción, donde este Diario pidió una entrevista con el titular, Carlos Bernal, hace 20 días, y envió un listado de preguntas hace diez días, no responde. (I)

Otro escenario
Plan de vivienda en Chone

35% de avance
El Plan San Cayetano, que se ejecuta a un costo de $ 7,7 millones y para 352 familias afectadas por el terremoto, está inconcluso. Hasta el momento solo está en un 35%.

Nuevo contrato
Walter Solórzano, de Ecuador Estratégico, que ejecuta la obra, dijo que el contrato se rescindió y se adjudicó a otro constructor. Esta semana se reanudarían los trabajos.

La construcción no ha sido la mejor, por el poco tiempo para construir, por la premura. El presidente (Rafael Correa) quería entregar en un mes y no fue lo mejor que quedó, hay falencias”.
Lelis Preciado,
Dirigente de El Jardín

Tenemos muchos inconvenientes aquí. Desde el día que nos entregaron hay muchas adversidades que se pueden palpar en toda la urbanización. Hemos enviado oficios pidiendo ayuda, y nada”.
José Barrionuevo,
Coord. de Canoa 2

Damnificados en Manabí ya tienen casa, pero carecen de luz y agua potable
Ecuador
2017-08-20T00:07:04-05:00
Directora del Miduvi dice que si conectan energía en nuevas casas, el cantón se queda sin energía.
El Universo
Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Entérese a primera hora de las noticias de Ecuador y del mundo